Cancer no utero fotos

Закрыть ... [X]

Trastornos ginecológicos

Cada año se realizan más de 600,000 histerectomías en Estados Unidos; casi un tercio de las mujeres sufre esta operación antes de los 60 años de edad.

La operación se realiza para tratar diversas enfermedades, incluyendo fibroides uterinos, endometriosis, prolapso uterino y cáncer. Puede encontrarse más información sobre las histerectomías en el sitio del Centro Nacional de Información sobre la Salud de las Mujeres.

El sitio Web dice que "no se conoce la causa" de estas enfermedades. Pero el hecho de que a una de cada tres mujeres le quiten el útero indica que hay algo fundamentalmente mal en nuestra cultura.

Antes del Siglo XIX las histerectomías eran tan raras que "la mayoría de los médicos eran de la opinión de que era poco probable que alguien pudiera sobrevivir a una histerectomía". Los trastornos de la próstata también surgieron hacia finales de ese siglo, llevando a sospechar que los órganos pélvicos de hombres y mujeres estaban siendo afectados por la misma influencia que produce enfermedades.

La fuente de esa influencia se hizo clara a medida que los médicos aprendieron más sobre otro trastorno relacionado: incontinencia de vejiga. Encontraron que normalmente resulta de daños al nervio pudendo, que conecta la pelvis con la espina dorsal. El daño se asoció con una "lesión por estiramiento", causada por un descenso progresivo del piso pélvico.

Por qué desciende el piso pélvico

El investigador australiano Wallace Bowles ofreció la explicación más plausible de la alta incidencia del prolapso de piso pélvico en el mundo occidental. (El Dr. William Welles, un quiropráctico de San Diego, llegó a la misma conclusión en forma independiente.)   Observaron que la súbita aparición de las enfermedades pélvicas hacia el final del Siglo XIX coincidió con la adopción de los inodoros de asiento.

Más aún, reconocieron que el trono de porcelana es una "pesadilla ergonómica" porque obliga a emplear la maniobra Valsalva (contener la respiración y empujar hacia bajo con el diafragma). Ningún otro animal usa esta maniobra, y el piso pélvico no está diseñado para manejar este tipo de estrés a diario.

Como todos los primates, los seres humanos fueron diseñados para usar la, que vacía el colon sin ejercer presión sobre el piso pélvico. En lugar de empujar hacia bajo con los pulmones, uno empuja hacia arriba con los muslos, de la siguiente forma:

El muslo derecho empuja los contenidos del hacia arriba, hacia el colon ascendente. El muslo izquierdo comprime y levanta el, y abre el pliegue con el que se une al recto. Ponerse en cuclillas también relaja el músculo puborrectal para abrir la válvula de salida.

El inodoro convencional burla el propósito de este ingenioso diseño. Tratar de evacuar mientras se está sentado es como tratar de manejar un automóvil sin quitar el freno de mano. La frustración hace que uno empuje hacia bajo con fuerza, bajando el piso pélvico muchas veces al día. Con los años, el piso pélvico desciende gradualmente más y más, y estira el nervio pudendo más allá de su capacidad.

Cómo causa enfermedades el nervio pudendo

Los daños a este nervio tienen consecuencias serias para la salud pélvica. El útero y los ovarios dependen de retroalimentación continua desde el cerebro para mantener el adecuado equilibrio hormonal. El nervio pudendo también suministra la energía eléctrica – la fuerza vital – de la que depende toda la actividad celular.

Aislados de su fuente de energía e inteligencia, los órganos pélvicos se vuelven disfuncionales y propensos a enfermedades. El cáncer, la endometriosis y los fibroides uterinos pueden verse como diferentes formas de "demencia" en el nivel celular.

La endometriosis ofrece una buena ilustración de cómo se comportan las células cuando pierden contacto con el cerebro. En esta enfermedad, las células que revisten el útero se sueltan y se fijan a otros órganos, en forma parecida a un paciente con Alzheimer que olvida dónde vive.

"La endometriosis es una dolorosa enfermedad crónica que afecta a 5.5 millones de mujeres en Estados Unidos y Canadá, y a millones más en todo el mundo" (Asociación de Endometriosis). Es la segunda causa de histerectomías.

¿Por qué son más susceptibles las mujeres?

La lesión por estiramiento del nervio del piso pélvico, la causa principal de la mayoría de las enfermedades pélvicas, afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres. Una razón es que el canal vaginal es un hueco estructural que resulta más vulnerable a los esfuerzos específicos producidos por el inodoro de asiento.

El uso repetido de la maniobra Valsalva a menudo forzará al útero, la vejiga, el recto o el intestino delgado hacia este hueco. Estas hernias se llaman, respectivamente, prolapso uterino, cistoceles, rectoceles y enteroceles. El término "prolapso de los órganos pélvicos" se refiere a todas ellas.

Rhonda Kotarinos, MS, PT, es una reconocida terapeuta física que adiestra médicos en la Escuela de Medicina de Stanford en técnicas para tratar los problemas del piso pélvico. En una conferencia reciente para los miembros de la Red de Cistitis Intersticial, afirmó que el uso prolongado de la maniobra Valsalva para evacuar lleva al prolapso de los órganos pélvicos.

El riesgo de prolapso es aún mayor durante el parto, cuando la maniobra Valsalva se aplica con la fuerza máxima. Aquí nuevamente el inodoro moderno es el culpable, porque separó a las mujeres de la postura de parto para la cual están diseñadas. Como se explica en la sección, al ponerse en cuclillas se abre por completo canal de parto y prácticamente elimina la necesidad de realizar la maniobra Valsalva.

Esta es la razón por la cual las mujeres del mundo en desarrollo están "relativamente poco afectadas por problemas del piso pélvico",   mientras que en Estados Unidos cada año se gastan más de diez mil millones de dólares en cirugías pélvicas reconstructivas.

Las altas tasas de cesáreas son otro resultado de usar la postura equivocada para el alumbramiento. Se teme utero al parto natural (vaginal) porque se realiza en forma antinatural y peligrosa. Más del 32% de los nacimientos de 2007 en Estados Unidos fueron mediante cesárea.

El punto de vista de los ginecólogos

La mayoría de los ginecólogos desconoce la importancia de la postura en cuclillas para las funciones corporales. Creen que el sistema reproductivo femenino es propenso a enfermedades porque tiene un "pobre diseño". En la escuela de medicina aprendieron que el piso pélvico fue diseñado para los cuadrúpedos y no puede sostener los órganos pélvicos de las mujeres, que caminan en dos piernas. Esencialmente están diciendo que la Naturaleza es incompetente.

Pero su teoría ignora el hecho de que el piso pélvico ha funcionado bastante bien a lo largo de la historia humana, con únicamente pocas excepciones. Es tan sólo recientemente, en los países occidentalizados modernos, que el prolapso de los órganos pélvicos ha alcanzado proporciones epidémicas. En el mundo en desarrollo, entre la población que usa la postura en cuclillas, estos trastornos son raros o desconocidos.

...las mujeres africanas y asiáticas parecen estar relativamente poco afectadas [por problemas del piso pélvico].

El prolapso parece ser relativamente poco común en buena parte del mundo subdesarrollado, no obstante la mucho mayor cantidad de hijos por madre...

Esta evidencia ha dejado perplejos a los médicos occidentales porque contradice su suposición de que el piso pélvico no es adecuado para los bípedos. Normalmente responden simplemente diciendo que el problema está "mal diagnosticado". Al igual que con la teoría sobre los cuadrúpedos, esta afirmación se hace sin ofrecer ninguna prueba.

Por ejemplo, la cita anterior continúa diciendo que "no es seguro si se trata de una diferencia real; tal vez [las mujeres en el mundo subdesarrollado] simplemente se quejan menos".

Pero las mujeres en esas culturas deben desarrollar arduas labores físicas, simplemente para sobrevivir. Las tareas diarias incluyen cargar cubetas de agua, arar los campos y lavar la ropa a mano. Las hernias pélvicas las convertirían en virtuales inválidas.

El que "no se quejen" solo puede significar que no hacen caer sus órganos pélvicos por el uso habitual de la maniobra Valsalva. A diferencia de las mujeres en nuestra sociedad, efectúan sus funciones corporales (incluido el parto) tal como la Naturaleza propuso.

Un conflicto de intereses

Cegados por su insularidad, los ginecólogos continúan insistiendo que los "problemas femeninos" no se pueden evitar. También descartan con rapidez la prevención por otra razón, pues pondría en riesgo su lucrativa práctica médica; las enormes cantidades de dinero en juego crean un obvio conflicto de intereses.

El costo promedio de una histerectomía varía entre 7,000 y 16,800 dólares... el costo anual de las histerectomías en Estados Unidos excede los cinco mil millones de dólares.

... el costo del manejo quirúrgico del prolapso genital ha sobrepasado los 10 mil millones de dólares tan sólo en Estados Unidos.

Afortunadamente, algunos ginecólogos tienen una perspectiva más progresista. Los Drs. Stuart Stanton y Ajay Rane son firmes propulsores de la postura en cuclillas para la salud pélvica. Otros médicos han deplorado el daño hecho por sus colegas al realizar cirugías innecesarias. Richard W. Te Linde (1894-1989) fue el editor del libro de texto estándar sobre cirugía ginecológica. Lo citan en el boletín de Primavera 2004 de :

...en la práctica de la ginecología, uno tiene muchas oportunidades de observar a innumerables mujeres a quienes se aconsejaron histerectomías sin las indicaciones apropiadas... Estoy inclinado a creer que el principal factor para fomentar las histerectomías innecesarias cancer no utero fotos es la falta de entendimiento de la patología ginecológica...


Una historia

La, es una naturópata con un profundo entendimiento (y experiencia personal) de patología ginecológica. En 1991, mientras aún era estudiante, le diagnosticaron cáncer cervical y fibroides uterinos. Ignorando las alarmantes advertencias de su ginecólogo, se curó sola sin drogas, cirugía o radiaciones.

Un factor primordial en su recuperación fue la adopción de la postura en cuclillas para la eliminación, que alivió la presión sobre el piso pélvico y permitió al nervio pudendo repararse a sí mismo. De esta forma, los órganos pélvicos se reconectaron con el sistema nervioso central: la energía e inteligencia que nos protege de las enfermedades.

La Dra. Akilah ha verificado repetidamente la eficacia de este sencillo cambio de estilo de vida para ayudar a sus pacientes a resolver enfermedades ginecológicas. Los resultados la han convencido de que "el 98% de todas las histerectomías son innecesarias y peligrosas". La Dra. Akilah resumió su programa de auto cura en una cinta titulada " – La causa, cura y prevención de los fibroides uterinos".





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos de el mosquito del dengue
Massacre carandiru 1992 fotos
Fotos de suzuki samurai
Fotos de limousine de luxo
Fotos tristes para el facebook